• Dendrobium Agregatum
  • Cymbidium Insigne
  • Coelogyne cristata
  • Coelogyne ladleyana
  • Cattleyas híbridas
  • Cattleya intermedia orlata
  • Cattleya skinnerii
  • Paphiopedilum glaucophillum
  • Paphiopedilum insigne
  • Paphiopedilum primulinum
  • Phalaenopsis
  • Phramipedium sedenii
  • Vandas híbridas
  • Renanthera citrina
  • Renanthera philippinensis
  • Restrepia aristulifera
  • Restrepia elegans
  • Restrepiella ophiocephala
  • Rhynchostylis retusa
  • Schomburgkia undulata
  • Sigmatostalix radicans
  • Sobennikoffia robusta
  • Stanhopea candida
  • Stanhopea oculata
  • Staurochilus fasciatus
  • Stelis argentata
  • Sterocoryne aureofulva
  • Tolumnia "Oka Yagi"
  • Trichoglottis retusa
  • Vanda bensonii
    
  • Dendrobium stricklandianum
  • Diodonopsis erinacea
  • Dryadella cristata
  • Encyclia abreviata
  • Encyclia brassavolae
  • Encyclia garciana
  • Epidendrum ibaguense
  • Epidendrum radicans
  • Epidendrum stamfordianum
  • Epidendrum subpurum
  • Esmeralda clarkei
  • Gongora armeniaca
  • Gongora flaveola
  • Gongora gratalabunda
  • Gongora rufescens
  • Kefersteinia graminea
  • Kefersteinia lojae
  • Laelia purpurata
  • Masdevallia cardiantha
  • Masdevallia coriacea
  • Masdevallia cuprea
  • Masdevallia dunstervillae
  • Masdevallia nidifica
  • Maxillaria callichroma
  • Maxillaria camaridii
  • Maxillaria houteana
  • Maxillaria nigrescens
  • Maxillaria picta
  • Maxillaria rufescens
  • Miltonia clowesii
  • Miltonia flavescens
  • Oeceoclades monophylla
  • Oncidium harrisonianum
  • Paphiopedilum concolor
  • Paphiopedilum godeyofrae
  • Paphiopedilum primulinum
  • Pescatorea dayana
  • Phalaenopsis amboinensis (tipo amarillo)
  • Phalaenopsis chibae
  • Phalaenopsis cornu-cervi forma roja
  • Phragmipedium caricinum
  • Pleurothallis alveolata
  • Pleurothallis linearifolia
  • Pleurothallis phalangifera
  • Pleurothallis restrepiodes
  • Pleurothallis sandemannii
  • Pteroceras semiteretifolium
    



 

Agua y Riego en el cuidado de las Orquídeas

 
Requerimiento de Agua y Riego
El riego es otro aspecto muy importante en el cultivo de las orquídeas epifíticas. Estas plantas crecen sobre árboles u otras plantas en sus hábitats naturales y obtienen la humedad desde el aire y del agua de lluvia que escurre por la superficie de las ramas. Esto significa que las raíces de las orquídeas epifíticas no están nunca sumergidas en agua en sus hábitat natural y que no deben estarlo nunca en la maceta en la que usted las crezca en su casa.
La forma de regar a las orquídeas es un poco distinta a la del resto de las plantas terrestres. Cuánta agua debe aplicar y con qué frecuencia depende de varias cosas:
  • Cuan seco es el ambiente donde usted cultiva sus orquídeas.
  • El tamaño de la maceta.
  • El tamaño de la planta.
  • El tipo de sustrato en el que crece su planta.
  • El tipo de orquídea.
  • Cuan cálido es el clima donde usted vive.
  • Cuan activamente está creciendo la planta.
  • A cuanto viento está expuesta su planta.
Por lo tanto, no es posible dar una regla general de riego que sea posible aplicar a todas las orquídeas. En general, observe las hojas y raíces de sus plantas; ellas le indicarán si la frecuencia y cantidad de agua de riego que está usando es la adecuada o no. Sin embargo, una regla importante de recordar es que las orquídeas epifíticas toleran mejor la falta de riego que el exceso.
 
 
Formas de ¿Cómo regar?
  • La frecuencia de riego dependerá de la época del año. En las estaciones cálidas usted deberá regar 2 a 3 veces por semana, mientras que en las épocas más frías, deberá regar una vez a la semana o semana por medio. La mejor forma de saber si el sustrato se encuentra seco y si debe regar, es acostumbrarse al peso de las macetas donde tienen sus orquídeas, cuando están recién regados. Si las macetas están muy livianas, eso significa que el sustrato está seco y debe regar. La regla es, sin embargo, que si tiene duda de regar o no, es mejor que no riegue.
  • Existen géneros de orquídea que requieren que el sustrato se seque entre riegos, mientras que en otros el sustrato no debe nunca secarse completamente.
  • El pulverizar agua sobre las hojas o sobre la superficie del sustrato no reemplaza a un buen riego.
  • Use siempre agua temperada (no caliente) para regar. No use agua fría para regar sus plantas.
  • Riegue siempre en la mañana. Al hacer esto usted permite que las hojas de la planta, que se han salpicado con el agua de riego, estén secas por la tarde; esto disminuye la probabilidad de que la planta se infecte con hongos.
  • Riegue con abundante agua cada vez y no con poquita cantidad; deje que el agua excesiva escurra libremente por la base de la maceta. No mantenga nunca las macetas de sus plantas de orquídea sobre platos que acumulen agua y que mantengan la base de la maceta en contacto constante con agua.
  • Instrúyase bien sobre el tipo de orquídea que usted posee, ya que algunas requieren un receso completo de los riegos una vez que el crecimiento y la floración se han completado (cuando la planta se encuentra en receso).
 
Problemas de riego excesivo en las orquídeas

La mayoría de las personas está acostumbrada a cultivar plantas que crecen en tierra y no en corteza, musgo u otro medio en el cual se crecen las plantas de orquídea del tipo epífitas. Debido a que el sustrato de crecimiento es muy distinto a la tierra, los principiantes en el cultivo de las orquídeas deben aprender a regar adecuadamente sus plantas. Los principiantes normalmente riegan su primera planta de orquídea inmediatamente llegando a casa y, como el sustrato de crecimiento especial para orquídeas se verá seco unas pocas horas más tarde, ellos vuelven a aplicar un poco más de agua. Este ciclo continúa y el resultado es un riego excesivo, con un consecuente ahogamiento de la planta.

El sustrato de crecimiento especial para orquídeas está ideado para absorber rápidamente agua y luego secarse. Este sustrato es más laxo o suelto que la tierra usada normalmente para plantas terrestres y permite que el oxígeno, un elemento vital para el adecuado crecimiento de las raíces de las plantas de orquídea, fluya alrededor de las raíces. Si este sustrato se mantiene húmedo constantemente, las raíces rápidamente se pudren y la planta comienza a marchitarse ya que sus raíces ya no pueden absorber el agua que necesita la planta. Cuando esto ocurre, los principiantes agregan aún más agua, ya que es fácil pensar que la planta la necesita.

 
Síntomas visibles por el riego excesivo en las orquídeas
  • Marchitamiento de la planta
  • Los pseudobulbos se arrugan, perdiendo el aspecto túrgido de una planta sana.
  • Las hojas de las orquídeas como las Cattleyas y Phalaenopsis, se enroscan y desarrollan pliegues (se arrugan).
  • Las hojas de las orquídeas como las Miltonia y Oncidium no se expanden y se plisan como un acordeón.
  • Se desarrollan areas ennegrecidas, especialmente alrededor de la base de la planta.
  • Las hojas más viejas se ponen amarillas y se caen.
  • El sustrato de crecimiento huele ácido o agrio.
  • Si es posible, saque suavemente la planta de orquídea de la maceta y examine las raíces. Si las raíces tienen color oscuro y están granulosas o como puré, entonces, es evidente que la planta está siendo afectada por exceso de riego.
 
Consejos para evitar el riego excesivo en las orquídeas

Si usted observa que su planta de orquídea no tiene un aspecto saludable y sus síntomas visibles coinciden con un exceso de riego, entonces cámbiela inmediatamente de macetero y de sustrato de crecimiento. Corte con una tijera de podar o con un cuchillo afilado todas las raíces muertas o en descomposición. Si las raíces se ven con hongos negros, desinfecte las raíces con un fungicida especial para plantas antes de ponerla en la maceta nueva. Use sustrato nuevo y más bien grueso en cuanto a su textura para transplantarla, ya que permitirá que las raíces se sequen más rápidamente y la planta se estabilice. Como seguramente su planta quedará con pocas raíces para anclarse bien al nuevo sustrato, use una estaca de madera y pita suave de algodón para afirmarla.

Si no le quedan raíces sanas a su planta, o le quedan muy pocas, usted puede colocar la planta completa dentro de una bolsa plástica transparente, amarrando en forma suelta la boca de la bolsa. La bolsa ayudará que la planta de orquídea no pierda humedad en forma excesiva por su propia evaporación de agua por las hojas. Mantenga la bolsa en un lugar donde reciba luz en forma indirecta hasta que comiencen a aparecer raíces nuevas. No ponga la bolsa al sol directo, ya que matará rápidamente su planta. Cuando las raíces comienzan a aparecer, entonces ponga su planta sobre una bandeja con agua.

Después de haber aplicado cualquiera de las alternativas anteriores, tenga mucho cuidado en cómo y con qué frecuencia riega su planta de orquídea, para que el problema no vuelva a repetirse.

 
Problemas del riego deficiente en las orquídeas
Muchas veces aquellos principiantes en el cultivo de orquídeas epífitas que han escuchado que estas plantas no deben ser regadas en forma excesiva, tienden a regar en forma deficiente. Ellos principalmente fumigan agua a las hojas de la planta y aplican muy poca agua en forma de riego al sustrato de crecimiento, el que no alcanza a humedecerse completamente. Alternativamente, tratan a su planta de orquídea como si fuera un cactus y lo riegan muy infrecuentemente.
Si su orquídea es regada en forma deficiente, entonces los síntomas visibles son:
Lamentablemente, los síntomas visibles de falta de riego en la parte aérea de la planta son casi los mismos que los descritos anteriormente por exceso de riego. Sin embargo, si usted remueve suavemente a su planta de orquídea de la maceta para poder observar las raíces, entonces podrá tener una mejor evaluación del problema. Si las raíces están firmes, entonces es probable que el problema sea escasez de riego. Si las raíces están negras y como puré, entonces la planta está sufriendo exceso de riego.
  • La planta se ve marchita, pero tiene sus raíces sanas.
  • Las hojas más delgadas de algunas orquídeas, como las Miltonias, se plisan como acordeón y no se desarrollan. En este caso, aunque usted aumente el riego, las hojas afectadas no mejorarán; la situación es irreversible para las hojas afectadas, pero las hojas nuevas serán normales.
  • La planta se ve débil y las hojas se sueltan fácil.
 
Consejos para evitar el riego deficiente en las orquídeas
Antes que todo, usted debe estar seguro de que el problema que está afectando a su planta es falta de agua de riego y no exceso de riego. Si está seguro que el problema es falta de agua de riego, entonces:
  • Si la planta está firme en su maceta, sólo aumente la frecuencia de riego. Por ejemplo, si usted regaba una vez a la semana, comience a regar dos veces a la semana.
  • Riegue con abundante agua cada vez y no con poquita cantidad; deje que el agua excesiva escurra libremente por la base de la maceta. No mantenga nunca las macetas de sus plantas de orquídea sobre platos que acumulen agua y que mantengan la base de la maceta en contacto constante con agua.
 
Calidad del Agua de Riego en las orquídeas

Las orquídeas tienen requerimientos claros sobre la calidad del agua de riego. Ellas no toleran aguas duras (con muchos minerales), con cloro ni otro tipo de contaminantes orgánicos. Por ello, lo ideal es regarlas con agua destilada o desmineralizada, aunque esto pueda ser más caro. Su planta le agradecerá este esfuerzo, creciendo mejor y floreciendo más.

Utilidad de ablandar el agua potable con ablandadores comerciales, antes de usarla para regar las plantas de orquídea:

Existen distintos tipos de ablandadores de agua en el mercado y el agua purificada por ellos puede ser o no adecuada para regar sus plantas de orquídea. Si el proceso de ablandamiento consiste en métodos de intercambio de iones, entonces el agua puede ser utilizada para regar plantas de orquídea. Sin embargo, si el agua es ablandada utilizando sales de sodio (sal), entonces no use esta agua para regar sus orquídeas. En este caso, el calcio y magnesio del agua son reemplazados por sodio, el que es tóxico para las orquídeas en las cantidades liberadas por este tipo de ablandadores. Desafortunadamente, la mayoría de los ablandadores de agua para las casas, utilizan sodio como agente ablandador. Las plantas de orquídea que son regadas con esta agua con sodio podrán crecer unos centímetros, pero finalmente su crecimiento se detendrá por completo. Puede tomar menos de seis meses matar una planta de orquídea al regarla con este tipo de agua ablandada con sodio. Si usted utiliza agua envasada para regar sus plantas de orquídea (como agua destilada), usted deberá averiguar si el método usado para ablandarla fue de intercambio de iones o con sodio.